St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!


Leave a comment

XIX Domingo tiempo ordinario ciclo A 2017

Imaginamos a Jesús agotado físicamente después de haber saciado el hambre de la gente y de haberse despedido de todos. Los discípulos se han ido a pescar, pero El necesita retirarse a solas para orar. Si el mismo Jesús necesita orar, ¡cuánto más nosotros! La barca de los discípulos se deja llevar sin rumbo por el viento. Así es nuestra vida muchas veces: caminamos sin rumbo, arrastrados por nuestras pasiones, sin un objetivo fijo, sin fuerzas para enderezar nuestra vida. Pero Jesús acude en su ayuda caminando sobre las aguas. Es un signo de su divinidad y los discípulos se asustaron, “se turbaron” como María cuando recibió el anuncio del ángel ante el misterio de Dios que se le había revelado. Pedro y los doce quedaron turbados ante la verdad de Jesús que se estaba manifestando. Jesús les da ánimo, su identidad, “soy yo”, da confianza al hombre que se debate siempre en el temor, la angustia, la desesperación o el vacío. Continue reading


Leave a comment

Transfiguration of Our Lord

Taken from the reading from Matthew 17:1-9. Jesus’ transfiguration illustrates for us His absolute power and authority over us. This is a good thing. Because in the transfiguration we see clearly it communicates His power and authority to judge. This means He has authority to judge us forgiven. But would He? Listen and find out!


Leave a comment

XIV domingo tiempo ordinario 2017 ciclo A

Los sabios y entendidos a los que se refería Jesús en esta ocasión eran los doctores de la Ley, fariseos, escribas, que no le aceptaban como Mesías y, o no creían en sus milagros, o creían que los milagros que hacía los hacía por obra del príncipe de los demonios. Es decir, gente a la que su orgullo, su vanidad y sus intereses religiosos y políticos no les permitían reconocer la verdad de la doctrina y de la vida de Jesús de Nazaret. Porque la vida y la doctrina de Jesús eran para ellos una denuncia constante de sus intereses egoístas y perversos y de su vida hipócrita. La gente sencilla era, en cambio, buena gente, gente sencilla que creía lo que veía y se alegraba del bien que Jesús estaba haciendo a muchas personas enfermas, marginadas, pecadores, a gente humilde y de buena voluntad. En definitiva, Jesús alaba a su Padre y le da gracias por dar su gracia a los humildes y por negársela a los soberbios. La pregunta que debemos hacernos nosotros ahora es si realmente nosotros actuamos como los sabios y entendidos a los que Jesús critica, o como la gente sencilla a los que Jesús alaba. Es decir, si Jesús puede alabar y dar gracias a su Padre por nuestra vida, o no. Porque sería muy triste que nuestra sabiduría, nuestro entendimiento, nuestra cultura, nos incapacitaran para seguir a Jesús y para ser buenos discípulos suyos. En nuestro caso, nuestra sencillez no sólo no debe verse ocultada e impedida por nuestros conocimientos y estudios, sino todo lo contrario. La ciencia debe llevarnos hacia Dios y el amor a Dios debe iluminar nuestro amor a la ciencia. La sabiduría busca siempre la verdad y la verdad grande y última está siempre en Dios. Continue reading


Leave a comment

XIII domingo tiempo ordinario ciclo A 2017

Cuando el evangelista pone en labios de Jesús la expresión “el que ama a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí” nos deja desconcertados. Puede que exclamemos como dicen hoy los chicos ¡qué fuerte! Quizá pensemos que Jesús no quiere acogernos, que es demasiado exigente o tal vez ignora nuestra realidad pecadora. Nada de eso… Jesús sabía muy bien a quién estaba hablando y lo que quería decir. Estas palabras desconcertantes muestran la radicalidad del seguimiento de Jesús. No vale quedarse a medio camino. Si decidimos seguirle, debe ser con todas las consecuencias. La persona de Cristo debe ser para el cristiano el centro y el valor absoluto de su vida. Lo demás debe quedar en segundo plano. Esto no quiere decir que no amemos o no nos preocupemos de nuestra familia, sino que sepamos priorizar. Estoy seguro de que el que ama a Jesucristo con todo su ser demuestra también su amor a los demás, comenzando por los suyos. Continue reading