St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!


Leave a comment

Domingo II de adviento ciclo B 2017

Sólo es capaz de esperar aquél que está despierto y vigilante. Hoy suena el despertador en nuestra vida para sacarnos del adormecimiento. Pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, añádase a esto el tiempo en que vivimos adormilados y obnubilados. Nuestra mente está embotada por la rutina, la dispersión, el cansancio, el vacío. ¡Velad!, ¡Vigilad!, nos dice el Señor. ¿Cómo velar? Ante todo, sabemos que vela bien precisamente el que ama. Lo sabe la esposa que espera al marido que se ha quedado hasta tarde en el trabajo o que debe volver de lejos después de un viaje; lo sabe la madre que está intranquila porque el hijo todavía no ha vuelto a casa; lo sabe el enamorado que no ve la hora de encontrarse con su amada… El que ama sabe esperar también cuando el otro tarda. Esperamos a Jesús si lo amamos y deseamos ardientemente encontrarnos con Él. Se le espera amando concretamente, sirviéndolo, por ejemplo, en el que está cerca de nosotros, o comprometiéndose en la construcción de una sociedad más justa. Hoy Dios nos acucia para que velemos, para que no dejemos escapar la oportunidad de “vivir nuestra vida” con plenitud. Dios nos regala a raudales su Amor, viene a nuestra vida y quiere aprovechemos a tope los dones que nos da. Estamos a tiempo de hacer que nuestra vida merezca la pena. Continue reading


Leave a comment

Domingo I de adviento ciclo B 2017

Sólo es capaz de esperar aquél que está despierto y vigilante. Hoy suena el despertador en nuestra vida para sacarnos del adormecimiento. Pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, añádase a esto el tiempo en que vivimos adormilados y obnubilados. Nuestra mente está embotada por la rutina, la dispersión, el cansancio, el vacío. ¡Velad!, ¡Vigilad!, nos dice el Señor. ¿Cómo velar? Ante todo, sabemos que vela bien precisamente el que ama. Lo sabe la esposa que espera al marido que se ha quedado hasta tarde en el trabajo o que debe volver de lejos después de un viaje; lo sabe la madre que está intranquila porque el hijo todavía no ha vuelto a casa; lo sabe el enamorado que no ve la hora de encontrarse con su amada… El que ama sabe esperar también cuando el otro tarda. Esperamos a Jesús si lo amamos y deseamos ardientemente encontrarnos con Él. Se le espera amando concretamente, sirviéndolo, por ejemplo, en el que está cerca de nosotros, o comprometiéndose en la construcción de una sociedad más justa. Hoy Dios nos acucia para que velemos, para que no dejemos escapar la oportunidad de “vivir nuestra vida” con plenitud. Dios nos regala a raudales su Amor, viene a nuestra vida y quiere aprovechemos a tope los dones que nos da. Estamos a tiempo de hacer que nuestra vida merezca la pena. Continue reading


Leave a comment

Jesucristo Rey del universo ciclo B 2017

Sólo es capaz de esperar aquél que está despierto y vigilante. Hoy suena el despertador en nuestra vida para sacarnos del adormecimiento. Pasamos casi un tercio de nuestra vida durmiendo, añádase a esto el tiempo en que vivimos adormilados y obnubilados. Nuestra mente está embotada por la rutina, la dispersión, el cansancio, el vacío. ¡Velad!, ¡Vigilad!, nos dice el Señor. ¿Cómo velar? Ante todo, sabemos que vela bien precisamente el que ama. Lo sabe la esposa que espera al marido que se ha quedado hasta tarde en el trabajo o que debe volver de lejos después de un viaje; lo sabe la madre que está intranquila porque el hijo todavía no ha vuelto a casa; lo sabe el enamorado que no ve la hora de encontrarse con su amada… El que ama sabe esperar también cuando el otro tarda. Esperamos a Jesús si lo amamos y deseamos ardientemente encontrarnos con Él. Se le espera amando concretamente, sirviéndolo, por ejemplo, en el que está cerca de nosotros, o comprometiéndose en la construcción de una sociedad más justa. Hoy Dios nos acucia para que velemos, para que no dejemos escapar la oportunidad de “vivir nuestra vida” con plenitud. Dios nos regala a raudales su Amor, viene a nuestra vida y quiere aprovechemos a tope los dones que nos da. Estamos a tiempo de hacer que nuestra vida merezca la pena. Continue reading


Leave a comment

Domingo XXXIII Tiempo ordinario ciclo A 2017

En el evangelio de Mateo esta parábola de los talentos (o las minas) está situada después de la del criado fiel y de las diez vírgenes. A partir del versículo 31 del capítulo 25 se describe la parábola del juicio final que leeremos el próximo domingo, fiesta de Cristo Rey. Todas ellas tienen un carácter escatológico, pues describen lo que sucederá al final de los tiempos. Se nos pide una actitud de vela, de estar preparados. La parábola de los talentos nos enseña que además de la actitud de espera vigilante, es necesaria la actitud productiva, es decir dar frutos de buenas obras. Continue reading


Leave a comment

Domingo XXXII Tiempo ordinario ciclo A 2017

La Iglesia celebra hoy la dedicación de la Basílica de Letrán, iglesia-madre, catedral de la ciudad de Roma desde el 9 de noviembre del año 324. La primera lectura, del profeta Ezequiel, recuerda otro templo, el de Jerusalén, símbolo de la presencia de Dios en medio del pueblo. Salomón construyó el santuario, que ya había querido realizar su padre, David. Con el final de estas obras se cierra la gran etapa de peregrinación por el desierto desde tierras de Egipto. El Dios peregrino instaura su morada entre los habitantes de la ciudad. La Nube que dirigió al pueblo por el desierto mora en el templo. Con la deportación a Babilonia, el sacerdote y profeta Ezequiel vio “que venía del norte un viento huracanado, una gran nube y zigzagueo de relámpagos…”. La Gloria del Señor, su Nube abandona el templo de Jerusalén para morar entre los desterrados de Babilonia. Es la infidelidad del pueblo a Dios lo que ocasiona su ruina. Con el abandono del templo por Dios se consuma el destierro. Pero el seguirá presente en medio del pueblo, porque no puede encerrarse en unos muros. Continue reading


Leave a comment

Domingo XXX tiempo ordinario ciclo A 2017

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser”, porque lo primero para cualquier persona religiosa es amar a Dios. El segundo mandamiento, le dice, es semejante a él: “amarás al prójimo como a ti mismo”. Para concluir: estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas, es decir, todo el Antiguo Testamento. Como podemos ver, Jesús no dice nada que el fariseo no supiera; lo original de Jesús es unir estos dos mandamientos en uno solo, haciéndolos base y fundamento de toda la religión. Todas las religiones que tengan su base en la Biblia deben, por tanto, tener esto muy claro: donde no hay amor, no hay religión verdadera. Amor a Dios, amor a uno mismo, que se da por supuesto, y amor al prójimo como a uno mismo. La pregunta que cada uno de nosotros debemos hacernos ahora es esta: ¿todo lo que yo hago, pienso y deseo, está basado en el amor a Dios y en el amor al prójimo como me amo a mí mismo? Quizá, a nivel práctico, lo más difícil es concretar cómo debo amarme a mí mismo, para poder decir que amo a Dios y vivo en comunión con Cristo. Y para esto lo mejor es recordar también las palabras del mismo Cristo, a sus discípulos: “os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado”. Este es, pues, el mandamiento nuevo: amarnos unos a otros como Cristo nos ha amado. Cuanto más se parezca nuestro amor al amor de Cristo, tanto más seguros estaremos de vivir en comunión con él, de estar practicando una religión verdadera. Continue reading


Leave a comment

Domingo XXIX tiempo ordinario ciclo A 2017

Que Cristo fue una persona espiritual, y los cristianos debemos ser personas espirituales, ninguno de nosotros lo duda; lo de que debamos ser mundanos ya puede necesitar alguna explicación. Pero, si entendemos por mundanos personas que vivimos en el mundo y debemos vivir preocupados y comprometidos con el mundo, parece igualmente evidente. Lo demás es escapismo y renuncia a nuestra condición de seres humanos, que implica ser seres sociales, que vivimos en sociedad. Como el tema es muy amplio y no se puede explicar aquí, ni en una ni en diez homilías, me voy a limitar a citar unas frases del Papa Francisco, en su exhortación apostólica “Evangelii Gaudium”. Sobre la obligación de actuar como seres sociales dice el Papa: la evangelización abarca “todos los aspectos de la vida humana, de manera que “la misión del anuncio de la Buena Noticia de Jesucristo tiene una destinación universal. Su mandato de caridad abraza todas las dimensiones de la existencia, todas las personas, todos los ambientes de la convivencia y todos los pueblos. Nada de lo humano le puede resultar extraño” (Documento de Aparecida). La verdadera esperanza, que busca el Reino escatológico, siempre genera historia” (Número 180). Y sobre la política y los políticos dice: “La política, tan denigrada, tiene una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común. Tenemos que convencernos de que la caridad no es sólo el principio de las micro-relaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas” (número 205). En fin, conocida es la frase del Papa, cuando nos dice que <la salida de sí hacia el hermano> es uno de los dos mandamientos principales que fundan toda norma moral (número 179). Cumplamos, pues, religiosamente, con todas nuestras obligaciones sociales, económicas y políticas, dando al César lo que es del César, y hagámoslo amando a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos, dando a Dios lo que es de Dios. Continue reading