St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!


Leave a comment

Domingo III Tiempo de Adviento ciclo B 2017

El Tercer Isaías recuerda su vocación y la misión que Dios le ha encomendado. Ha sido “ungido”, es decir consagrado para una extraordinaria aventura: llevar el gozo, la alegría a quienes carecen de ella. Dios cumplirá sus promesas y esta es la señal: los pobres reciben la Buena Noticia. Esto quiere decir: Continue reading


Leave a comment

Domingo XXIX tiempo ordinario ciclo A 2017

Que Cristo fue una persona espiritual, y los cristianos debemos ser personas espirituales, ninguno de nosotros lo duda; lo de que debamos ser mundanos ya puede necesitar alguna explicación. Pero, si entendemos por mundanos personas que vivimos en el mundo y debemos vivir preocupados y comprometidos con el mundo, parece igualmente evidente. Lo demás es escapismo y renuncia a nuestra condición de seres humanos, que implica ser seres sociales, que vivimos en sociedad. Como el tema es muy amplio y no se puede explicar aquí, ni en una ni en diez homilías, me voy a limitar a citar unas frases del Papa Francisco, en su exhortación apostólica “Evangelii Gaudium”. Sobre la obligación de actuar como seres sociales dice el Papa: la evangelización abarca “todos los aspectos de la vida humana, de manera que “la misión del anuncio de la Buena Noticia de Jesucristo tiene una destinación universal. Su mandato de caridad abraza todas las dimensiones de la existencia, todas las personas, todos los ambientes de la convivencia y todos los pueblos. Nada de lo humano le puede resultar extraño” (Documento de Aparecida). La verdadera esperanza, que busca el Reino escatológico, siempre genera historia” (Número 180). Y sobre la política y los políticos dice: “La política, tan denigrada, tiene una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común. Tenemos que convencernos de que la caridad no es sólo el principio de las micro-relaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas” (número 205). En fin, conocida es la frase del Papa, cuando nos dice que <la salida de sí hacia el hermano> es uno de los dos mandamientos principales que fundan toda norma moral (número 179). Cumplamos, pues, religiosamente, con todas nuestras obligaciones sociales, económicas y políticas, dando al César lo que es del César, y hagámoslo amando a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos, dando a Dios lo que es de Dios. Continue reading


Leave a comment

XXVIII Domingo tiempo ordinario ciclo A 2017

En el texto de Isaías de este domingo se anuncia un festín de manjares suculentos “para todos los pueblos”. La invitación de Dios es, pues, universal. No hay duda de que Dios no hace acepción de personas, para El todos somos iguales, a todos nos invita a participar en su fiesta. Continue reading


Leave a comment

Domingo V del tiempo ordinario ciclo A

Isaías interpela a sus coetáneos sobre la vivencia de la fe después de la vuelta del exilio. Observa el profeta la crisis de esperanza provocada por lo que tarda la salvación y denuncia la depravación del culto a los ídolos. Notaba un desprecio de los extranjeros que se habían establecido en la tierra de Israel durante el exilio. Por eso anuncia que toda reconstrucción debe tener en cuenta la dimensión social: no puede haber fe en el Dios de Israel sin la justicia del país. Principio claro y aplicable a nuestros días… La promesa de Dios es clara: la verdadera restauración vendrá cuando el creyente colabore en la restauración de su hermano. Esto está descrito como una especie de procesión ritual: la justicia va delante, en medio el que obra según Dios y, al final, la gloria del Señor. Solo cuando seamos capaces de partir el pan con el hambriento y de saciar el estómago del indigente podrá brillar la luz en el mundo. Es lo mismo que nos recuerda este domingo Manos Unidas con el lema “Un mundo nuevo, proyecto común”. En el compromiso de este año propone exigir que se lleve a cabo el octavo y último objetivo de Desarrollo del Milenio fijado por Naciones Unidas: “Fomentar una alianza mundial por el desarrollo”. Es posible cumplir la alianza cuando haces que la vida del que vive en tu ciudad pueda ser justa y digna. Mensaje para tiempos de fuertes crisis, las de entonces como las de ahora. Continue reading


Leave a comment

Domingo XXI Tiempo Ordinario Ciclo C

En los tiempos de Jesús los judíos creían, mayoritariamente, que sólo podían salvarse los que pertenecían al pueblo de Israel, porque sólo ellos eran los destinatarios de las promesas que Yahveh había hecho a Moisés y a los patriarcas. La pregunta que en aquel tiempo se hacían los rabinos y maestros de la Ley judía era si realmente se salvarían muchos o pocos de los herederos del reino de Dios. La respuesta de Jesús fue realmente sorprendente para ellos, y seguramente que también desconcertante e irritante para todos aquellos judíos que pensaban que por haber comido y bebido con Jesús, por ser sus paisanos y convecinos, tenían ya asegurada la salvación. Jesús les dice que no se iba a salvar nadie por el simple hecho de ser judío, de haber comido y bebido con él, o por haberle escuchado en sus plazas. Para salvarse lo que había que hacer era esforzarse en entrar por la puerta estrecha, es decir, ser fieles a Dios y amar al prójimo. Esta condición era tan necesaria para los judíos como para los no judíos y, en este sentido, Jesús se atreve a decirles que muchos no judíos serán los primeros en entrar en el reino de Dios, mientras que muchos judíos no entrarían, o entrarían los últimos. Para entender bien esta respuesta de Jesús, debemos recordar lo que nos dice el evangelista Mateo, en el capítulo 25, cuando Jesús les habla a los judíos sobre el juicio final y dice quiénes estarán a su derecha y quiénes a su izquierda, o cuando Jesús dice esta misma frase sobre los últimos y los primeros aplicada a los obreros que, siendo enviados a distintas horas a la viña, todos cobrarían, sin embargo, lo mismo (20, 16). Bien, tratando de aplicar ahora esta frase a nuestro tiempo podríamos decir que, según Jesús, para salvarse lo principal no es ser socialmente cristiano, o no ser socialmente cristiano, sino esforzarse en ser buenas personas, amando a Dios y al prójimo sobre todas las cosas. Continue reading