St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!


Leave a comment

Domingo XXI Tiempo Ordinario Ciclo C

En los tiempos de Jesús los judíos creían, mayoritariamente, que sólo podían salvarse los que pertenecían al pueblo de Israel, porque sólo ellos eran los destinatarios de las promesas que Yahveh había hecho a Moisés y a los patriarcas. La pregunta que en aquel tiempo se hacían los rabinos y maestros de la Ley judía era si realmente se salvarían muchos o pocos de los herederos del reino de Dios. La respuesta de Jesús fue realmente sorprendente para ellos, y seguramente que también desconcertante e irritante para todos aquellos judíos que pensaban que por haber comido y bebido con Jesús, por ser sus paisanos y convecinos, tenían ya asegurada la salvación. Jesús les dice que no se iba a salvar nadie por el simple hecho de ser judío, de haber comido y bebido con él, o por haberle escuchado en sus plazas. Para salvarse lo que había que hacer era esforzarse en entrar por la puerta estrecha, es decir, ser fieles a Dios y amar al prójimo. Esta condición era tan necesaria para los judíos como para los no judíos y, en este sentido, Jesús se atreve a decirles que muchos no judíos serán los primeros en entrar en el reino de Dios, mientras que muchos judíos no entrarían, o entrarían los últimos. Para entender bien esta respuesta de Jesús, debemos recordar lo que nos dice el evangelista Mateo, en el capítulo 25, cuando Jesús les habla a los judíos sobre el juicio final y dice quiénes estarán a su derecha y quiénes a su izquierda, o cuando Jesús dice esta misma frase sobre los últimos y los primeros aplicada a los obreros que, siendo enviados a distintas horas a la viña, todos cobrarían, sin embargo, lo mismo (20, 16). Bien, tratando de aplicar ahora esta frase a nuestro tiempo podríamos decir que, según Jesús, para salvarse lo principal no es ser socialmente cristiano, o no ser socialmente cristiano, sino esforzarse en ser buenas personas, amando a Dios y al prójimo sobre todas las cosas. Continue reading