St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!

Domingo III Tiempo Ordinario Ciclo B 2018

Leave a comment

En este evangelio, según san Marcos, Jesús nos dice que debemos convertirnos y creer en el evangelio para que el reino de Dios pueda llegar hasta nosotros. La conversión supone siempre un esfuerzo (yihad) personal para conseguir que el reino de Dios se haga realidad en nuestra vida. Necesitamos tomar muy en serio nuestra yihad, nuestra lucha espiritual contra nuestros vicios, pecados y las tendencias desviadas de nuestra naturaleza. Es más, los cristianos no sólo debemos aspirar a nuestra conversión individual, sino que debemos luchar para que sea toda la sociedad la que se convierta. Los valores del reino de Dios son valores universales: la verdad, la vida, la justicia, la paz, el amor, la santidad y la gracia. Nuestra lucha para conseguir que el reino de Dios pueda hacerse realidad en mí y en nuestro mundo no es sólo un consejo, es un deber de conciencia que nos impone el mismo Jesús en su evangelio. El <convertíos y creed en el evangelio> no es una opción entre otras, es un imperativo, una condición necesaria e imprescindible para que el reino de Dios pueda realizarse entre nosotros. Dios no quiere avasallarnos, ni derribar violentamente las murallas de nuestros egoísmos y resistencias interiores y exteriores.

El profeta Jonás conocía las intenciones de Dios y por eso no quería ir a Nínive a predicar la conversión, porque sabía muy bien que, si se convertían, Dios los iba a perdonar y no serían destruidos. Jonás pensaba que era conveniente que Nínive fuera destruida, puesto que era una ciudad enemiga del pueblo de Israel. Pero la misericordia de Dios era mucho más universal que los intereses políticos de Jonás y, por eso, Dios le fuerza a Jonás a ir a Nínive y a predicar allí la conversión. Ya sabemos la historia: Nínive se convierte y Dios se arrepiente de su amenaza, con gran disgusto del profeta Jonás. Predicar la conversión a los enemigos, en lugar de destruirlos, eso es lo que quiere el Señor y así debemos actuar los cristianos. Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva. Igualmente nosotros, los cristianos, no queremos matar físicamente a ningún enemigo de nuestra religión; nuestra predicación debe ir siempre acompañada de las armas del amor y de la misericordia.

Esta recomendación que san Pablo hace a los cristianos de Corinto sigue siendo válida hoy para nosotros, aunque nosotros hoy vivamos en situaciones y expectativas muy distintas. El momento presente es siempre importantísimo, el más importante, pero no pasa de ser sólo un momento respecto al tiempo total de nuestra vida. “Este mundo es camino para el otro, que es morada sin pesar”, dijo el poeta, y así es en realidad. Vivamos cada día con intensidad –carpe diem- pero sabiendo que cada día es sólo un día más de un tiempo que, inevitablemente, se acabará pronto. Somos peregrinos, caminantes, y no podemos, ni debemos, perder nunca de vista la dirección y final del camino. Esforcémonos, luchemos, cada día, para que el reino de Dios venga a nuestros corazones y a nuestro mundo. Esta debe ser nuestra lucha, nuestra Yihad cristiana, mientras Dios quiera tenernos vivos y activos aquí en este mundo. Sin perder nunca la paz, ni el amor de Dios. Por Gabriel González del Estal. Betania. Es.

Author: stjosephstmary

We are two Catholic Churches close to downtown Freeport, IL. Our communities are over 150 years old and have been dedicated to our lord Jesus Christ since our inception. We believe in God the Father almighty, creator of heaven and earth, and in Jesus Christ, His only Son, our Lord, who was concieved by the Holy Spirit, born of ythe Virgin Mary, suffered under Pontius Pilot, was crucified, died and was buried; he descended into hell; on the third day he rose again from the dead; he ascended into heaven, and is seated at the right hand of God the father almighty; from there he will come to judge the living and the dead. I believe in the Holy Spirit, the holy catholic church, the communion of saints, the forgiveness of sins, the resurrection of the body, and life everlasting. Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s