St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!

XXVIII Domingo tiempo ordinario ciclo A 2017

Leave a comment

En el texto de Isaías de este domingo se anuncia un festín de manjares suculentos “para todos los pueblos”. La invitación de Dios es, pues, universal. No hay duda de que Dios no hace acepción de personas, para El todos somos iguales, a todos nos invita a participar en su fiesta.

Los primeros invitados no quisieron ir a pesar de la insistencia del rey que les ofrece terneros y reses cebadas. ¿No era esto suficientemente atractivo o tal vez esperaban conseguir cosas mejores en otros lugares? Se nos dice que uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios… ¡Cómo se parece esta parábola a la actitud de tantos hombres y mujeres de nuestro tiempo a quienes la utopía les hacía soñar con un mundo mejor, pero la facilidad de “otros negocios” les despertó de sus sueños y les acercó a la gallina de los huevos de oro! Mataron la utopía y se instalaron en una realidad material que llenaba sus bolsillos y vaciaba su espíritu.

Hay muchos que respondieron positivamente. Pusieron su vida al servicio de los más necesitados, se dejaron guiar por los criterios evangélicos de la sencillez y fraternidad, entendieron lo que significa celebrar la vida. A la invitación responden tanto buenos como malos. San Agustín hace referencia al Bautismo, don que reciben todos los cristianos, también la fe la reciben muchos y muchos también han recibido el sacramento del altar. Pero no todos llevan el vestido nupcial. ¿Cuál será este vestido? San Pablo nos presenta un bolso lleno de cosas extraordinarias: lenguas de los hombres y de los ángeles, ciencia y profecía, fe para trasladar los montes, distribución de bienes a los pobres. Pero falta el vestido nupcial: “Si no tengo caridad de nada me sirve”. Los invitados deben acudir vestidos de justicia y santidad, pero lo primero sigue siendo la invitación y ésta es siempre motivo de gozo. Es necesario e indispensable entrar con el ajuar apropiado al gran banquete que Cristo nos invitará, este ajuar es la fraternidad.

Podemos imaginarnos la sorpresa de los que fueron invitados en la plaza pública y acudieron al convite desde todos los caminos, la alegría tumultuosa al entrar en la sala del rey…, pues algo así es la alegría de los que creen y aceptan el evangelio. Es verdad que han de posponerlo todo y dejar muchas cosas ante la urgencia del Reino: las tierras, la casa, los negocios… pero lo dejan todo para acudir a una fiesta: ¡Dichosos los llamados a esa fiesta! En la Eucaristía hacemos lo que Jesús nos ordenó que hiciéramos en su memoria, y en ella anticipamos la gloria que nos ha prometido, por eso es una fiesta. Convertir la eucaristía en una simple obligación es aguar su carácter festivo y desfigurar por completo su sentido. Es volver a las andadas y empezar a recorrer el camino viejo que no conduce a ninguna parte, el camino de la ley y de las obras de la ley. ¿Venimos vestidos de fiesta, es decir con cara alegre?, ¿se nota que estamos celebrando la alegría de nuestra fe?, ¿estamos en comunión con el Señor y con los hermanos?, ¿nos damos cuenta de que la Eucaristía nos compromete a ser constructores de un mundo donde reine la justicia y el amor? Si no es así, es que no tenemos puestos el traje de fiesta adecuado. Por José María Martín OSA. Betania. Es.
               P. Diego Ospina

Author: stjosephstmary

We are two Catholic Churches close to downtown Freeport, IL. Our communities are over 150 years old and have been dedicated to our lord Jesus Christ since our inception. We believe in God the Father almighty, creator of heaven and earth, and in Jesus Christ, His only Son, our Lord, who was concieved by the Holy Spirit, born of ythe Virgin Mary, suffered under Pontius Pilot, was crucified, died and was buried; he descended into hell; on the third day he rose again from the dead; he ascended into heaven, and is seated at the right hand of God the father almighty; from there he will come to judge the living and the dead. I believe in the Holy Spirit, the holy catholic church, the communion of saints, the forgiveness of sins, the resurrection of the body, and life everlasting. Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s