St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!

Domingo XXV del tiempo ordinario ciclo A 2017

Leave a comment

¿En qué se diferencian los planes divinos y los humanos? Los planes y caminos de Israel, a consecuencia de la grave situación en que se encuentra, son los de la duda, falta de fe, escasa confianza en sí mismos, en los otros. Porque la palabra divina es siempre eficaz, el Segundo Isaías urge a los suyos, mediante dos imperativos, a buscar al Señor; no ha muerto sino que se halla muy cerca de aquél que le busca. En el Antiguo Testamento “buscar al Señor” puede denotar una llamada cultica: acudir al santuario con sacrificios y oraciones, pero no se agota aquí su sentido. Buscar al Señor es hacer caso de la palabra profética que Isaías está dirigiendo a su pueblo: a Dios se le puede encontrar en el desierto, ahora mismo…, sólo se exige la conversión y la escucha de su Palabra.

Unos reciben la invitación siendo niños, los llamados a primera hora; otros en su adolescencia, la hora tercia; hay quien oyó la llamada de Dios en la madurez, la hora sexta; otros escuchan la voz en la tercera edad, la hora nona; y también quien va a la viña en sus últimos años, la hora undécima. Cada cual tiene su tiempo y su momento. La conversión no tiene edades. A Dios no le importa cuándo, sino cómo es nuestra respuesta. A nosotros no debe preocuparnos la recompensa que podemos obtener. En este tema no debemos funcionar con criterios economicistas o de pura justicia legal. Puede que alguno se escandalice porque el señor de la viña no trata con “justicia” a sus trabajadores. Quizá pensemos que la remuneración que ofrece no encaja con lo que dice la Doctrina Social de la Iglesia.

Jesús al contar esta parábola está pensando en los fariseos, en los que se creen “justos” y desprecian a los demás. Quiere romper el exclusivismo de la religión judía y anuncia el universalismo de la salvación. Los que se creen los “primeros” reciben un duro golpe al comprobar que reciben igual paga los que han llegado los últimos. Curiosamente, no piden que se les aumente a ellos el salario, sino que se quejan porque los otros han recibido igual. Ellos reciben lo que se les prometió, nadie les hace ninguna injusticia. Si los “últimos” reciben lo mismo es gracias a que el Señor “es bueno”. Esto es lo que no saben reconocer los primeros, les cuesta aceptar que “todos son primeros”, no saben valorar la bondad de Aquel que les ha invitado a participar en su viña.

Si somos “cumplidores” de los ritos y si nos esforzamos en llevar a la práctica la doctrina con esfuerzo, tal vez nos moleste que otros con menos esfuerzo también sean acogidos por Dios. O, lo que es peor, consideremos que es un hecho de mal gusto que la Iglesia se dedique especialmente a los más pobres o miserables. Nos olvidamos de que la Iglesia ha hecho una “opción preferencial por los pobres”. Estos no son los últimos, sino los primeros para Dios. Todo es gracia, no estamos en un campeonato de méritos, pues es Dios el que nos “regala” la salvación, con nuestra colaboración, por supuesto. No seamos como el hermano mayor del hijo pródigo, abramos nuestro corazón a la gracia y la bondad de Dios, que se desborda a raudales y por encima de nuestros mezquinos criterios. Dios es generoso con todos. Por José María Martín OSA. Betania. Es.
            P. Diego Ospina

Author: stjosephstmary

We are two Catholic Churches close to downtown Freeport, IL. Our communities are over 150 years old and have been dedicated to our lord Jesus Christ since our inception. We believe in God the Father almighty, creator of heaven and earth, and in Jesus Christ, His only Son, our Lord, who was concieved by the Holy Spirit, born of ythe Virgin Mary, suffered under Pontius Pilot, was crucified, died and was buried; he descended into hell; on the third day he rose again from the dead; he ascended into heaven, and is seated at the right hand of God the father almighty; from there he will come to judge the living and the dead. I believe in the Holy Spirit, the holy catholic church, the communion of saints, the forgiveness of sins, the resurrection of the body, and life everlasting. Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s