St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!

Domingo XXXII tiempo ordinario ciclo C 2016

Leave a comment

Los saduceos, cuando le preguntaron a Jesús de cuál de los siete maridos sería la mujer siete veces viuda. También, a lo largo de nuestra historia, los cristianos hemos pensado y hablado de la resurrección, con mucha frecuencia, como si después de la muerte fuéramos a vivir una especie de vida eterna maravillosa, pero vivida dentro de unos parámetros muy humanos y terrenos. La respuesta que Cristo dio a los saduceos es muy clara, pero no fácil de entender e imaginar. “Serán como ángeles”, les dice, pero, evidentemente, sin dejar de ser plenamente humanos, es decir, sin dejar de ser la misma persona que fueron mientras vivieron en la tierra. Y aquí surge nuestra dificultad: ¿cómo podemos vivir como ángeles sin dejar de ser plenamente personas humanas? Esta dificultad la tenían ya los primeros cristianos, en tiempos de san Pablo.   El responde así a los que le hacen esta pregunta: “¡Necio! Lo que tú siembras no revive si no muere… Así también en la resurrección de los muertos: se siembra corrupción, resucita incorrupción… se siembra un cuerpo mortal, resucita un cuerpo espiritual”. La verdad es que yo no sé decir mucho más de lo que dijo san Pablo: la fe nos dice que el mismo cuerpo mortal que muere es el que resucita como cuerpo espiritual. Somos seres humanos con un cuerpo mortal y corruptible, pero con vocación de vida eterna, porque nuestro Dios no es un Dios de muertos, sino un Dios de vivos. Afiancemos nuestra fe en la resurrección y demos gracias a Dios porque no nos ha creado para la muerte, sino para una vida sin fin.

La fe y el valor de la mujer macabea y de sus siete hijos que, seguros de su resurrección, prefirieron la muerte antes que quebrantar la ley de sus padres, se ha puesto siempre como ejemplo de fe valerosa y ejemplar. No cabe duda de que la fe en la resurrección ha sido siempre una fuerza divina que ha iluminado y dirigido la vida y la muerte de millones de personas a la largo de la historia. No sólo los mártires cristianos, los que murieron cruentamente por profesar su fe en Cristo Jesús, sino otras muchísimas personas que se mantuvieron firmes en su conducta cristiana en medio de grandísimas dificultades, son hoy para nosotros un ejemplo maravilloso de vida de fe. Sin fe en la otra vida, en la vida eterna, esta vida terrena cambia de dirección e intensidad; la fe en la resurrección nos da fuerza y alas para volar cada día un poco más alto y con amor hacia Dios. En este domingo posterior a las fiestas de todos los santos y de todos los difuntos, pidamos al Señor que no nos falte a nosotros la fe que tuvieron nuestros santos queridos que ya están gozando de la presencia de Dios en el cielo.

Como se ve en esta segunda carta de san Pablo a los primeros cristianos de Tesalónica, ya entonces los cristianos tenían que convivir con hombres malvados y perversos, que no tenían fe. También los cristianos del siglo XXI tenemos que vivir con hombres que no tienen fe, aunque no todos ellos sean malvados y perversos. Aprendamos a vivir nuestra fe en un mundo que muchas veces se muestra indiferente u hostil a la fe cristiana, demostrando con nuestra vida que vivir de acuerdo con nuestra fe cristiana es bueno no sólo para nosotros, sino para toda la sociedad en la que vivimos. Porque nuestra fe cristiana debe darnos fuerza para amar a Dios y al prójimo con entusiasmo y generosidad. Por Gabriel González del Estal. Betania. Es.

P Diego Ospina

Author: stjosephstmary

We are two Catholic Churches close to downtown Freeport, IL. Our communities are over 150 years old and have been dedicated to our lord Jesus Christ since our inception. We believe in God the Father almighty, creator of heaven and earth, and in Jesus Christ, His only Son, our Lord, who was concieved by the Holy Spirit, born of ythe Virgin Mary, suffered under Pontius Pilot, was crucified, died and was buried; he descended into hell; on the third day he rose again from the dead; he ascended into heaven, and is seated at the right hand of God the father almighty; from there he will come to judge the living and the dead. I believe in the Holy Spirit, the holy catholic church, the communion of saints, the forgiveness of sins, the resurrection of the body, and life everlasting. Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s