St Joseph and St Mary Parishes in Freeport, IL

What's new for St Joseph and St Mary Parishes!

Domingo XXXI tiempo ordinario ciclo C 2016

Leave a comment

Cuando Zaqueo se subió a la higuera para así poder ver a Jesús, no lo hizo porque estuviera convertido, o porque pensara convertirse. Lo más probable es que lo hiciera por pura curiosidad, porque quería ver a un personaje famoso del que se contaban hechos y dichos portentosos. Fue Jesús el que con su llamada y su actitud misericordiosa hacia él le convirtió. Zaqueo, eso sí, se dejó convertir por Jesús, siendo fiel a la llamada que este le hizo. Y la conversión de Zaqueo no se limitó a creer en Jesús, sino que desde el primer momento estuvo dispuesto a aceptar y a asumir las consecuencias de su nueva fe. Él era jefe de publicanos y rico, mientras que Jesús predicaba la pobreza y una confianza total en la providencia y bondad de un Dios padre. Zaqueo era publicano porque se dedicaba a recaudar los impuestos públicos –públicum- que Roma imponía a los judíos. Así se había hecho rico; pero la presencia misericordiosa de Jesús junto a él, en su propia casa, le había transformado. Jesús no había visto en él al pecador público, sino a un hijo de Abrahán, a quien Dios ama. Al sentirse amado por Jesús, Zaqueo se convierte a Dios y al prójimo. Por eso, Zaqueo es un maravilloso ejemplo de conversión cristiana, de conversión a Cristo, al Cristo que no entiende la conversión a Dios, si no viene acompañada de una verdadera conversión al prójimo. Si nosotros nos dejamos tocar por el amor de Cristo, por el amor de Dios, seguro que nos convertiremos de verdad a Dios y manifestaremos nuestro amor a Dios, amando con hechos, no sólo con palabras, a nuestro prójimo.

 A todos perdonas, porque son tuyos, Señor, amigo de la vida… corriges poco a poco a los que caen, les recuerdas su pecado y los reprendes, para que se conviertan y crean en ti, Señor. Este texto del libro de la Sabiduría es un maravilloso anticipo de lo que sería la vida de Jesús, una vida en la que se manifestó el amor de Dios, nuestro padre, hacia nosotros. No intentaré comentar este texto, porque es difícil decir lo que el texto dice, mejor de lo que lo dice. Sí quiero invitaros a todos vosotros a meditar con fe y unción las palabras de este texto del libro de la Sabiduría. El Señor nunca quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva, y así debe ser nuestra conducta hacia todas aquellas personas a las que consideramos más pecadoras que nosotros. Lo que de verdad queremos es que se conviertan al amor de Dios y al amor al prójimo, como hizo Zaqueo. Dios es amigo de la vida, nunca de la muerte, y quiere que todos sus hijos amemos a todas las personas, que también nosotros seamos amigos de la vida y nunca de la muerte.

 En esta segunda carta a los Tesalonicenses san Pablo se dirige especialmente a todas aquellas personas que vivían más pendientes de la segunda venida del Señor, que de vivir el día a día siguiendo los consejos y mandamientos del Señor Jesús. Lo que deben hacer –les dice- es esforzarse en vivir como buenos cristianos en cada uno de los momentos de la vida. Lo de la segunda venida es cosa del Señor, no nuestra; dejemos que el Señor cumpla sus designios y sus promesas cómo y cuándo a él le plazca. Lo nuestro es vivir de tal manera que “Jesús, nuestro Señor, sea glorificado en nosotros y nosotros en Él, según la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo”. Por Gabriel González del Estal. Betania. Es.

P. Diego Ospina

Author: stjosephstmary

We are two Catholic Churches close to downtown Freeport, IL. Our communities are over 150 years old and have been dedicated to our lord Jesus Christ since our inception. We believe in God the Father almighty, creator of heaven and earth, and in Jesus Christ, His only Son, our Lord, who was concieved by the Holy Spirit, born of ythe Virgin Mary, suffered under Pontius Pilot, was crucified, died and was buried; he descended into hell; on the third day he rose again from the dead; he ascended into heaven, and is seated at the right hand of God the father almighty; from there he will come to judge the living and the dead. I believe in the Holy Spirit, the holy catholic church, the communion of saints, the forgiveness of sins, the resurrection of the body, and life everlasting. Amen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s